High-ISO: Cuándo es lo suficientemente elevado

compartir este artículo

Así evita ruidos fotoeléctricos de la imagen y colores flojos

High-ISO: Cuándo es lo suficientemente elevado

Parece que nos encontramos en un universo de cámaras con posibilidades ilimitadas. Mientras que los fotógrafos debían contentarse casi siempre con sensibilidades de ISO 400, en las cámaras modernas pueden seleccionarse hoy ajustes extremos de ISO 12 800 o 25 600. Los valores High-ISO se activan con pocas teclas de la cámara fotográfica - sin embargo sólo tienen utilidad en casos excepcionales, porque en las sensibilidades elevadas, la calidad de la imagen se resiente considerablemente.

Lea a continuación cómo puede ajustar el valor ISO en cualquier momento para obtener los mejores resultados posibles en casa toma.

En principio un alto grado de sensibilidad, como ISO 800, indica que el sensor necesita menos luz que con una sensibilidad más baja, como ISO 100. A la inversa, los valores ISO elevados son por consiguiente útiles en un día lluvioso, en interiores o por la noche. Un número ISO elevado garantiza un tiempo de obturación corto, que permite efectuar tomas nítidas a mano. Sin embargo, cuanto mayor es el valor ISO, más afectará la calidad de la imagen. La resolución, la dinámica global y la saturación se reducen notablemente.

Todas las cámaras obtienen los mejores resultados fotográficos con la menor sensibilidad posible, en general un valor de ISO 100 a 200. De este hecho pueden deducirse las dos reglas principales:

  1. El número ISO debería ser lo más bajo posible.

  2. Sólo debe aumentar, si el tiempo de obturación es demasiado largo para una toma sin vibraciones.


Así pues eche un vistazo a la visualización de los parámetros de exposición antes de la toma. Si el tiempo de obturación es de más de 1/60 o 1/30 segundo la probabilidad de que la toma sea borrosa es grande. Debería entonces aumentar el valor ISO. Una duplicación del número ISO (por ejemplo: 200 > 400) permite siempre un tiempo de exposición la mitad de corto (por ejemplo: 1/60 s > 1/125 s).

En la práctica, es evidente que no siempre es fácil tener en cuenta todos los ajustes. Si prefiere concentrarse en el objeto en lugar de en los parámetros técnicos, elija el ajuste "ISO Auto". La cámara fotográfica regula entonces el valor ISO de modo totalmente automático, según la situación de la luz dominante. Esto es práctico, sin embargo se corre el riesgo de que la cámara fotográfica elija una sensibilidad demasiado alta y la calidad de las imágenes se resienta. Se puede evitar, ajustando el menú de la cámara en "ajustes de sensibilidad", "sensibilidad máxima". Elija un valor que siga representando todavía un balance aceptable entre sensibilidad elevada y calidad de imagen suficiente, por ejemplo ISO 1600.

El ajuste del valor ISO dependerá de su cámara y de sus preferencias personales. Encuentre qué valor le conviene fotografiando un objeto con sensibilidades distintas y aprecie la calidad de la imagen con una vista 100 % en el monitor. Sobre todo observe las partes oscuras de la foto. El ajuste consciente del valor ISO le ayudará a conseguir en cada caso en cada toma la mejor calidad de imagen.

Artículo similar