Una extrema dedicación a Groenlandia

compartir este artículo

Una extrema dedicación a Groenlandia

El fotógrafo Stefan Eisend probó el Tamron SP 24-70 mm F/2.8 Di VC USD en el Fiordo helado de Ilulissat de la A a la Z.

Menos equipo, mejores imágenes. Todo el año, Stefan Eisend está de viaje para efectuar tomas publicitarias con mucha acción y secciones de revistas para sus clientes. Sin embargo, mientras otros fotógrafos acuden a tales encargos con varias maletas de aluminio llenas de cámaras, objetivos e instalaciones para la luz, el equipo de Eisend cabe en una única mochila. Cuando hace poco llegó a un viaje de fotos en Groenlandia, además de la Nikon D800 y varios objetivos de distancia focal fija, llevó también un zoom de profesional de intensidad luminosa: el Tamron SP 24-70 mm F/2.8 Di VC USD.

"En Groenlandia, en verano nunca se hace oscuro", dice Stefan Eisend. "Para los fotógrafos esto significa unas condiciones ideales. Dado que el sol siempre está relativamente muy bajo en las proximidades de los casquetes polares, la luz es de ensueño las 24 del día."

Su base está en Ilulissat en la costa oeste, la tercera ciudad más grande de la isla. 6000 personas y 20 000 perros de trineo viven allí. La principal atracción es el famoso Fiordo helado de Ilulissat, que desde 2004 es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. "Es un escenario espléndido. El Fiordo está poblado de icebergs, procedentes del glaciar Sermeq Kujalleq. Cada día se deslizan por allí enormes cantidades de hielo."

Prueba de fuego con diafragma 2,8

¿Cuáles son las condiciones especiales que desafían a un fotógrafo en Groenlandia? "Aquí en verano también hace frío, relativamente, con unos diez grados Celsius. Por el hielo blanco, los contrastes son muy elevados. Si fotografiara con el Modo automático de exposición, la mayoría de las imágenes estarían subexpuestas. Por ello ajusto el diafragma y el tiempo de obturación - por cierto, no sólo en Groenlandia - siempre manualmente. Tengo el pleno control sobre todos los parámetros de exposición. Expongo en las luces, para evitar una desaparición de los detalles en las zonas luminosas de la imagen."

Casi todas las tomas en Groenlandia han sido realizadas con un diafragma 2,8 completamente abierto. ¿Por qué? "Por un lado me gusta fotografiar con una profundidad de campo reducida. Me encanta la profundidad que se crea por la falta de nitidez en el primer plano y el fondo", afirma Stefan Eisend. "Por la abertura del diafragma casi redonda, se produce un bokeh muy blando. Por otro lado quería probar el zoom de Tamron de la A a la Z. Y fotografiar con el diafragma abierto se conoce comúnmente como la prueba de fuego para la calidad óptica de un objetivo. Me sorprendió todavía más que el 24-70 mm incluso con f/2,8 en una cámara de formato completo de una resolución excepcional muy elevada como la Nikon D-800 presente una excelente nitidez de la imagen - con el gran angular y con el teleobjetivo."

El equipo

Stefan Eisend fotografió Groenlandia principalmente con una Nikon D800 con una alta resolución 36 MP. Muchos de los encargos son creados con los objetivos de distancia focal fija 28 mm o 300 mm. Para ser más flexible, en Groenlandia llevaba el Tamron SP 24-70 mm F/2.8 Di VC USD. Le gusta la nitidez resultante del diafragma totalmente abierto. Por otro lado utiliza una tarjeta de memoria Lexar Professional CF.

5 consejos profesionales de Stefan Eisend

  1. Menos es más. No te cargues con demasiado equipo. Elije de dos a tres objetivos y trabaja con ellos.

  2. Conoce tu equipo. Encuentra con qué diafragma, tu objetivo alcanza la mejor calidad fotográfica.

  3. Utiliza valores de distancia focal fijos. Acumula valores de experiencia, oriéntate también con objetivos de zoom de manera consciente en las marcas de distancia focal.

  4. Expón siempre en Modo manual. Sólo de esta manera obtienes un verdadero efecto de aprendizaje y con el tiempo irás entendiendo la luz cada vez mejor.

  5. Piensa sobre el objeto. Piensa previamente qué quieres expresar exactamente con una foto.

 

 

Sobre el autor: Stefan Eisend

Stefan Eisend trabaja como fotógrafo freelance en Múnich. Antes de que en 1995 convirtiera su afición en profesión trabajaba como director de editorial. Con unas ideas fotográficas originales, muy pronto se dio a conocer en el medio del deporte de moda y outdoor. Hoy trabaja con regularidad para clientes, como Adidas, Audi, Powerbar, Radon Bikes, The North Face. www.sportfoto.de

Artículo similar