¿Cuál es la velocidad de obturación óptima?

compartir este artículo

¿Cuál es la velocidad de obturación óptima?

La velocidad de obturación, junto con la abertura del diafragma, regulan la iluminación. Evidentemente, en función del motivo que fotografiemos, no nos valdrán todos los valores. A continuación, se facilitan algunos consejos para conseguir mejores imágenes.

La duración de una captura fotográfica se denomina «tiempo de exposición» o «velocidad de obturación». Si no ha seleccionado el modo completamente automático ni la prioridad de apertura, debe saber qué velocidad de obturación es mejor elegir. Si selecciona un valor equivocado, puede que la fotografía salga movida. Este problema surge con mayor frecuencia si no se utiliza un soporte estativo.

Valor inverso de la distancia focal

Es muy fácil calcular la velocidad de obturación perfecta con la distancia focal del objetivo y el denominado «factor de recorte». El factor de recorte o factor de formato designa la proporción de longitud de una diagonal de imagen frente al sensor de formato completo. Si utiliza una cámara de formato completo, el factor de recorte sigue siendo 1, mientras que, por ejemplo, en cámaras con un sensor APS-C más pequeño, el factor de recorte suele ser de 1,5 (Nikon, Sony) o 1,6 (Canon). Esto es debido al hecho de que la diagonal de imagen de un sensor de formato completo es más larga que en un sensor APS-C.

Así pues, multiplicando el factor de recorte por la distancia focal seleccionada y utilizando el valor inverso del resultado, obtenemos la velocidad de obturación necesaria. ¿Complicado? Para nada: con una distancia focal de, por ejemplo, 55 mm y un factor de recorte de 1,6 (es decir, 55 mm x 1,6 = 88) el valor inverso es 1/88. Dado que normalmente no se puede elegir una velocidad de obturación de 1/88 segundos, puede seleccionar simplemente la siguiente velocidad de obturación, es decir 1/100 o 1/125 segundos.

Ventajas del estabilizador de imagen

Aunque esta fórmula es práctica para los fotógrafos, ya no es realmente imprescindible. Hoy en día, los estabilizadores de imagen ayudan a evitar los movimientos al capturar imágenes. Algunos fabricantes de cámaras, como Sony u Olympus, han integrado esta práctica herramienta directamente en la cámara. En los casos en los que no sea así, debe utilizarse una estabilización de imagen basada en el objetivo. Tamron equipa sus objetivos con un mecanismo de compensación de la vibración o VC. Este ofrece un excelente rendimiento: permite que un objetivo pueda recibir y compensar hasta 400 vibraciones por segundo. (Para obtener más información sobre el mecanismo VC de Tamron, consulte la página siguiente: www.tamron.eu/de/service/glossar/)

El estabilizador de imagen permite lograr resultados sin movimientos también con velocidades de obturación más largas: en la foto de muestra (con una distancia focal de 55 mm y un factor de recorte de 1,6), hubiese sido adecuada una velocidad de obturación de 1/100 segundos, pero utilizamos una velocidad de obturación más larga, de 1/15 segundos. En el fragmento ampliado, se puede ver que no hay prácticamente nada movido con el estabilizador de imagen activado.

Para terminar, otras dos recomendaciones importantes:

  1. En las capturas con soporte estativo, un estabilizador de imagen no aporta mucho. Los movimientos del estabilizador en el objetivo pueden incluso provocar vibraciones.
  2. Un estabilizador de imagen solo sirve para los movimientos propios. Si desea fotografiar a un futbolista o un ave en vuelo, es imprescindible utilizar una velocidad de obturación muy corta.

Artículo similar