Selección perfecta de la profundidad de campo

compartir este artículo

Selección perfecta de la profundidad de campo

La nitidez es uno de los principales medios creativos de los fotógrafos. El foco no es lo único que determina qué partes están enfocadas y desenfocadas en las fotografías. También influye de forma decisiva la apertura del diafragma, que permite regular la profundidad de campo, es decir, la zona con profundidad espacial donde el ojo humano percibe los objetos como enfocados.

El tamaño de la profundidad de campo depende directamente de la apertura del diafragma. Hay que tener en cuenta que, cuanto mayor es la apertura del diafragma, menor es la profundidad de campo, y viceversa. Así, con el diafragma abierto, la profundidad de campo es considerablemente menor que con el diafragma cerrado.

Fondo desenfocado

Con un ejemplo muy fácil puede probarlo muy rápidamente usted mismo. Coloque la cámara con un cierto telefoto (por ejemplo, 60 mm o 100 mm) en un trípode y enfoque un objeto a una distancia de dos a tres metros. Si mira ahora a través del visor, el objeto principal, que está enfocado, debería destacar ante el fondo desenfocado. Elija el modo de prioridad a la apertura (A/Av) de la cámara y seleccione una apertura de diafragma grande (= número f pequeño). Al realizar la foto, el diafragma se cierra solo un poco, con lo que la profundidad de campo es especialmente grande. Capture una serie de imágenes y cierre el diafragma con un valor distinto en cada una, por ejemplo, f/2,8, f/4,0, f/5,6, f/8, etc. La cámara ajusta automáticamente la velocidad de obturación para conseguir una exposición adecuada. Las aperturas de diafragma muy pequeñas pueden provocar tiempos de exposición de varios segundos.

Apertura del diafragma, distancia focal y distancia de ajuste

A continuación, observe las imágenes resultantes. Fíjese sobre todo en los detalles del fondo, cuya claridad aumenta con cada foto. ¿En qué captura es mejor la relación entre el primer plano y el fondo?

La profundidad de campo no solo se ve influida por la apertura del diafragma, sino también por la distancia de ajuste (la distancia entre la cámara y el objeto) y la distancia focal. Para ello, se aplican las siguientes dos reglas básicas:

  1. Cuanto más cerca esté el motivo principal de la cámara, más desenfocado aparecerá el fondo.
  2. Cuanto mayor sea la distancia focal, más difuminado estará el fondo.

Cuando realice retratos, tenga en cuenta, por ejemplo, lo siguiente: Con un teleobjetivo muy luminoso conseguirá el mejor contraste del motivo principal.

Varios disparos desde f/2,8 hasta f/11: Cuanto más pequeña sea la apertura del diafragma, más visibles serán los detalles del fondo.
Fotografías: Christian Schaffrin

Artículo similar