Fotografía a contraluz

compartir este artículo

Fotografía a contraluz

¿Usted también respeta el viejo principio de que el fotógrafo siempre debe situarse de espaldas al sol? Pues mejor que se olvide ya de hacerlo, y rápido, ya que a menudo debe situarse contra la luz para hacer fotos realmente buenas.

En el caso de los paisajes, es prácticamente obligatorio fotografiar a contraluz si se quieren capturar imágenes sugestivas con un ambiente especial. Pudimos volver a comprobarlo durante un paseo matutino por la carretera alemana del vino. Aunque las fotos que hicimos con la luz tienen una iluminación bonita, les falta algo, son aburridas.

Las capturas en las que situamos la cámara hacia el sol son muy distintas. En estas, las verdes hojas de la viña brillan de verdad. La fotografía de una amapola, con la luz atravesando los pétalos rojos, también sugiere un fantástico ambiente de verano.

Por supuesto, fotografiar a contraluz no significa retratar directamente el sol. Ello provocaría intensos reflejos de luz en el objetivo y es peligroso para la vista. Lo que significa es que el sol brilla desde delante y de forma oblicua sobre el objeto, y solo aparece en la fotografía en casos excepcionales.

Para evitar una exposición insuficiente, en las capturas a contraluz hay que corregir el valor de +1/3 a +2/3 EV. Si el sol aparece en la imagen, la exposición suele corregirse algo más. Sin embargo, hay que procurar que la iluminación no quede difuminada en toda la superficie. Si sucede y el sujeto principal sigue quedando demasiado oscuro, significa que la luz es demasiado intensa y el contraste, demasiado elevado. Lo mejor, si puede, es volver a intentarlo más tarde. La mejores horas para realizar sugestivas capturas a contraluz son justo después de la salida del sol y justo antes de la puesta del sol. En estos momentos, la luz y las sombras no son tan intensas.

Como alternativa al contraluz, también se puede utilizar la luz lateral, que moldea de una forma muy bonita los paisajes extensos y los sujetos individuales. En este caso, también hay que tener en cuenta que la luz no debería ser demasiado intensa. Las mejores imágenes se consiguen a primera hora del día y por la tarde.

Artículo similar